La mujer del herrero y el cura

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0118n

Transcripción

Una vez había una mujer de un herrero que estaba liá con un cura y tenía la costumbre de asomarse por una ventana y llamarla de una forma que voy a decir, como, como y-, como yo lo voy a decir. Se asomaba por la ventana y decía, la, la, la, la llamaba de esta manera, decía:
—Palomita frita, ven acá ahora.
Y ya ahí una vecina de allí le dijo a, a, a [...], al herrero, dice:
—Mira, aquí pasa esto. Tu mujer está liá con el cura y…— Y dice: —Cuando la sientas | lo sientas al cura que viv- | (el cura se ve que vivía por allí cerca) |cuando lo sientas al cura llamar, llamar a tu mujer por una ventana, ya sabes que es pa, pa que vaya a que se lo atice.
Y entonces, y entonces, y entonces él, él ¿no sabes lo que hizo? Que fue y | porque ella es que cuando venía del cura tenía costumbre de-, como venía con muchas calorías, subirse la ropa y en el hierro ese que tienen los herreros (si lo has visto, pa enderezar los clavos, pos eso en no trabajando está siempre mu helao), pues que le gustaba el yunque, que le gustaba sentarse ahí. Y el yunque se lo hizo ascuas, lo hizo ascuas el herrero, y entonces cuando vino ella y fue, y fue a sentarse en el-, como estaba hecho ascuas, pues se quemó el culo. Y al rato la llama el | la, la llama el herrero y le dice: 
—Palomita frita, ven acá ahora.
Y s´asoma, y s´asoma el marido de ella, de la, de, de la querida, y se asoma por otra ventana y dice: 
—Se ha quemado el culo, no puede ahora.