Hija asesinada por su padre enamorado

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0131r

Informantes

Recopiladores

Notas

En esta versión, se repiten los versos tercero y cuarto de cada estrofa: "En el pueblo de Palma del Río / habitaba un fuerte labrador; / solamente tenía una hija / más bonita y honrada que el sol. / Solamente tenía una hija / más bonita y honrada que el sol", y así sucesivamente hasta llegar al vigésimo verso y a los dos versos finales.

Bibliografía

IGRH: 0000

Otras versiones de "Hija asesinada por su padre enamorado"

Alguacil González (2012: p. 52); Alonso Fernández et alii (2017: n.º 43); Atero Burgos (2003, n.º 233); Checa Beltrán (2005: n.º 41); Escribano Pueo, Fuentes Vázquez y Romero López (1995: pp. 180-181); Heredia Menchero (2017: n.º 1032); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 173); Moreno Moreno (2016: n.º 179); Pimentel García (2020: n.º 715); Rico Beltrán (2009: n.º 89); Tejerizo Robles (2007: n.º 439, 440).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

En el pueblo de Palma del Río     habitaba un fuerte labrador;
solamente tenía una hija,     más bonita y honrada que el sol.
Ya llegó cierto día que el padre     de su hija fue y se enamoró
y una tarde que solos quedaron     él quería lograr su intención.
Ha venido su querida esposa,     su querida y amada mujer;
ignorando lo que allí pasaba,     dispusieron de hacer de comer:
—¿Qué te pasa, hijita del alma?,     ¿qué te pasa, bello serafín?
¿qué penita es la que a ti te aflige?,     ¿por qué lloras y suspiras así?
¡Ay, mamá! Yo me pongo a servir     porque en casa yo no puedo estar
porque papá es muy tuno y muy malo     y mi honra la quiere manchar.
—Hijita, tú no te vas de casa     porque en casa sí puedes estar.
Si tu padre merece el matarlo,     hija mía, ya lo matarán.
Si tu padre merece la horca,     hija mía, ya se la darán.
La niña, triste y afligida,     busca casa y se poner a servir
y su padre, así que se entera,     por ella fue y dispuso [¿así?].
Iba en casa en casa preguntando     a ver su hijita dónde está:
—Pero vente, hija mía, vente,     que tu madre muy malita está.
Pero vente, hija mía, vente,     que a tu madre le dan el Señor.
Y la niña, triste y afligida,     con su padre ella se marchó,
pero allá a la salida del pueblo     dieciséis puñaladas le dio:
—Ahora lloras, hijita del alma.     Ahora lloras, que tienes razón.

 

Resumen de "Hija asesinada por su padre enamorado"

Una muchacha despierta la pasión de su padre sin pretenderlo. Cierto día, quedan solos, y el padre, aprovechando la ocasión, intenta abusar de ella. La joven se resiste y una vecina acude a sus gritos, salvándola in extremis. Cuando su madre llega a casa, la joven le refiere lo sucedido y le comunica su intención de marcharse a servir fuera. El padre la localiza e intenta convencerla de que vuelva a casa bajo el pretexto de que su madre está muriendo. A la salida del pueblo, la apuñala.