Milagro de San Antonio

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0151n

Informantes

Recopiladores

Transcripción

De San Antonio siempre hemos oído nosotros que se le apareció | que su padre, como era tan católico, el padre de San Antonio, pues se lo dejaba al cuidao de..., del, del huerto que tenían. Cuando se iba a misa el padre, pues los pájaros y to pues iban y se comían la fruta, se comían las flores de las, de las habas, de lo que sembraban. Y le dijo un día el padre a San Antonio:
―Hijo mío, mientras yo estoy en misa, tú cuida del huerto, que es que los pájaros to nos lo echan a perder.
Y entonces él, cuando vio a los pájaros, decía:
―Mi padre me ha dicho que tenga cuidao, que no piquéis la fruta, que no piquéis eso. Pero pa que vea que he tenío cuidado, ¡pasad!
Y los pasó a una habitación. Llenó una habitación de pájaros. Cuando vino el padre le dijo:
―Antonio, ¿has tenido cuidao de los pajarillos?
Dice: ―Papá, pa que veas que he tenío cuidado de los pájaros, tos los tengo aquí en una habitación.
Y vio que era un milagro. Dijo:
―Hijo mío, ¿qué es esto? Esto nadie ha podío coger un pájaro, con que tú ciento y ciento de pájaros, de palomas, de, de, de avestruces, de to, tos los tenía en eso.
Y por eso supieron que San Antonio era santo, porque desde chiquitillo hacia esas cosas con los animales, con to, y los tuvo tos guardaos en una habitación.