El confesor de su madre

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0173r

Bibliografía

IGRH: 0000

Esta versión fue incluida previamente en Alguacil González (2002, n.º 7).

Otras versiones de "El confesor de su madre"

Alguacil González (2012: pp. 76-78); Alonso Fernández et alii (2017: n.º 54); Atero Burgos (2003: n.º 265); Benítez Sánchez (1999: p. 309); Benítez Sánchez (2000: p. 287); Checa Beltrán (2005: n.º 43); Díaz (2007: F.31); Escribano Pueo, Fuentes Vázquez y Romero López (1995: n.º 2); Esteve Faubel (1998: pp. 1147-1149); Majada Neila (1984: n.º 94); Manzano Alonso (2003: pp. 498-501); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 212); Moreno Moreno (2016: n.º 189); Pimentel García (2020: n.º 604); Suárez López (2009: n.º 250); Tejerizo Robles (2007, n.º 448, 449).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

Elena tenía amores     con un chico muy gallardo;
de nombre se llama Flores,     por apellido Navarro.
Ellos dos se festejaban,     se amaban con ilusión.
Todo el mundo los miraba,     y del mundo admiración.
Llegó la hora del parto.     Elena tuvo un varón.
Quedando bien en el acto,     Elena se levantó.
Lo ha cogido entre sus brazos     y se lo ha llevado al monte,
[¿en la ermita del Rostro?]     se lo llevó a media noche.
Liadito en un pañal     lo dejó sobre una mata.
Como madre criminal     se marchó para su casa.
Un pastor que allí habitaba,     un pastor que allí habitó,
desde muy lejos sentía     como aquel niño lloró.
Lo ha recogido en sus brazos     y se lo ha llevado al templo
a cristianar aquel niño,     que lo cuiden con anhelo.
De siete niños que había,     carrera le quieren dar.
De siete niños que había,     carrera de caridad.
Ya ha cumplido una carrera;     ya ha cumplido su misión,
y al poco tiempo lo han hecho     cura de la población.
Una mañanita hermosa,     una señorita entró
toda vestida de negro     y el confesor la miró.
—Padre, yo debo una pena,     he sido una criminal.
He matado a un hijo mío;     le he dado muerte fatal.
—Señora, usted es mi madre,     a lo que se explica usted—.
En la capilla del Carmen     se declaró una mujer.
—Mi padre es un pastor,     me recogió en un barranco,
de nombre se llama Flores,     por apellido Navarro—.
Madre e hijo se abrazaron     sin poderse separar.
Dios nos dé salud y suerte     para poderlo contar.

Una joven mantiene relaciones con un muchacho del queda embarazada. Este se desentiende de ella, así que la muchacha, apurada, decide abandonar al niño en medio del campo. Allí lo encuentra un pastor, que se lo lleva a su casa. Su esposa y él deciden criarlo. El niño crece y se hace cura. A su parroquia acude un día una apurada señora para confesar el crimen que cometió hace varios años. Ambos se reconocen. El hijo la perdona porque comprende que la culpa fue del hombre que la deshonró.

Resumen de "El confesor de su madre"

Una joven mantiene relaciones con un muchacho del que queda embarazada. Este se desentiende de ella, así que la muchacha, apurada, decide abandonar al niño en medio del campo. Allí lo encuentra un pastor, que se lo lleva a su casa. Su esposa y él deciden criarlo. El niño crece y se hace cura. A su parroquia acude un día una apurada señora para confesar el crimen que cometió hace varios años. Ambos se reconocen. El hijo la perdona porque comprende que la culpa fue del hombre que la deshonró.