Novia abandonada en La Puerta de Segura

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0187r

Informantes

Notas

Notas léxicas

verrugo: ‘prestamista’ (TLHA). Esta voz, según observamos en el TLHA, queda recogida en el Vocabulario andaluz (1934) de Alcalá Venceslada. Además, la Academia registra dos significados de esta voz: ‘coloq. Hombre tacaño y avaro’ y ‘coloq. Prestamista, usurero’ (DRAE, 2014).

(Nota léxicas de Marta Torres Martínez)

Bibliografía

IGRH: 0000

Esta versión fue incluida previamente en Alguacil González (2002, n.º 14 y de nuevo en 2012, pp. 55 y 56).

Otras versiones de "Novia abandonada en La Puerta de Segura"

Alguacil González (2012: pp. 55-56); Pimentel García (2020: n.º 588).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

En el pueblo de La Puerta,     que es término de Segura, 
había una chica mu guapa     que era hija de una viuda.
Esta tenía una hija     que era una bella prenda, 
y por oficio tenían     las dos eran jornaleras.
Esta chica es tan guapa,     tiene tan buen corazón, 
que ha tomado relaciones     con su vecino Ramón.
Ella como era pobre,     a ella no la querían, 
pero le decían todos     con ella se casarían.
Como él era mu joven     se tenía que ir al servicio 
pero le decía a ella:     —Dolores, yo no te olvido—.
Pero ya ha llegado el día     que se tuvo que marchar 
Ramón a su servicio     como un buen melitar.
Pero ya llegó el día     que con permiso marchó,
y a la casa de Dolores     fue a la primera que entró.
Y este hombre, entusiasmado     con el querer del amor, 
a ella l´ha pedido un beso     pero l´ha dicho que no.
Pero ya ha llegado el día     que ella solita quedó,
y entonces, como un verrugo*,      allí logró su intención.
Y estando haciendo el hecho,     la madre se presentó: 
—¡Canalla!, ¿qué estás haciendo?     Pues tú eres un traidor.
Y él le decía a su madre:     —Pues no lo publique usted, 
que cuando venga cumplido     con ella me casaré—.
Pero ya ha llegado el día     que cumplido ya ha venido 
y a la casa de Dolores     el criminal ya no ha ido.
Y viendo que no venía,     ella ya muy preocupada 
ha ido en busca de él     para ver lo que pasaba.
Ha llegado al cortijo     donde su novio vivía 
y allí estaban los padres     y una hermana que tenía.
Ha preguntado por él     y l´han dicho que no estaba: 
—¿Pa qué vienes en busca de él     si contigo no se casa?—
Pobrecita de Dolores,     ella se queda amarilla 
al oír estas palabras     porque se vía perdida.
Pero quiso la desgracia     poner corte a la pasión, 
y a la arada de su madre,     a su casa, se marchó.
Ella está mu disgustada      pensando en lo que había hecho 
y la pena y la congoja     no le cabían en el pecho.
Viéndose de esta manera,     coge y va a la botica 
y le dice al boticario     que le diera unas pastillas.
Dolores se fue a su casa     y las pastillas tomó 
y antes de la media hora     se moría de dolor.
Los médicos la vesitan      y confirman la verdad 
y en un coche de primera     la llevan al hospital.
Su madre marcha con ella     muy transida de dolor 
y a los pocos días Dolores     su alma le entrega a Dios.
Todos los vecinos sintió     la muerte de aquella joven 
y su madre de dolor     ni duerme ni vive ni come.

Resumen de "Novia abandonada en La Puerta de Segura"

El novio de Dolores, una jornalera hija de viuda, se marcha al servicio y, al volver de permiso, le pide un beso que ella le niega. Un día en el que la muchacha está sola en casa, el novio acude allí y la viola. La madre de la chica los sorprende, pero él promete casarse con ella cuando vuelva del servicio. Cuando esto ocurre, la muchacha acude a la casa del joven para comprobar si está dispuesto a cumplir su promesa. Como él se niega, ella decide comprar unas pastillas en la botica, con las que se suicida.