El cura pide chocolate

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0227r

Informantes

Notas

En esta versión, se repiten dos veces todos los versos, según el siguiente esquema: “El cura está malo, / el cura está malo, / malito en la cama, / chivirí, chivirana, / malito en la cama”.

Bibliografía

IGRH: 0177

Otras versiones de "El cura pide chocolate"

Alonso Fernández y Cruz Casado (2003: n.º 27); Álvarez Cárcamo (2019: 21.2); Atero Burgos (2003: n.º 88); Barrios Manzano y Jiménez Rodrigo (2002-2003: n.º 134, 135); Benítez Sánchez (2000: p. 244); Foxo (2011: p. 103); Fraile Gil (2010: n.º 120-121); Fraile Gil (2016: n.º 65); Higueras Martínez y Aguilar González (2000: p. 166); Jaén Castaño (2018: n.º 562); Manzano Alonso (2003: pp. 376-378); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 119); Moreno Moreno (2016: n.º 102, 103); Pérez Rivera (2015: n.º 272); Pimentel García (2020: n.º 387); Piñero Ramírez (1996: n.º 85); Piñero Ramírez (2004: n.º 62); Piñero Ramírez (2013: n.º 83); Piñero Ramírez y Atero Burgos (1986: p. 107); Rico Beltrán (2009: n.º 50); Schubarth y Santamarina (1988a: n.º 14); Trapero (2000b: n.º 67); Trujillo Pacheco (2017: n.º 64); Valenciano López de Andújar (1994: n.º 96).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

El cura está malo,     malito en la cama.
Llama la criada:     ―Tráeme chocolate.
―Yo lo siento mucho,     pero ya no hay agua.
―Coge el cantarillo     y vete a buscarla―.
Al cruzar el arroyo,     le picó una rana.
Le picó con gusto,     la dejó preñada.
A los nueve meses,     pare la criada.
Parió un monaguillo     con capa y sotana.
 

Resumen de "El cura pide chocolate"

Un cura se encuentra supuestamente enfermo en la cama. A media noche, llama a la criada para que le sirva chocolate. Ella se niega o le dice que no hay agua. El cura le manda que vaya a por ella a la fuente o al pozo. En otras versiones, el cura desea un vaso de agua o un café con leche. En ocasiones, la muchacha asegura que la soga del pozo no es lo suficientemente larga para sacar el agua y el cura le entrega una soga más larga o un trozo de cuerda para que lo añada a la que ya tiene. Cuando la moza se acerca al pozo, al arroyo o a la fuente, se cuenta que le pica una rana o una araña y la deja embarazada. A los nueve meses tiene un hijo con capa y sotana. El cura le pide que lo lleve a la inclusa, pero ella se niega porque tiene leche de sobra para criarlo. En otras versiones, el cura llama a la criada y le pide que duerma con él. Cuando da a luz al niño, su madre la insulta y le pide que lleve a la criatura a la inclusa, pero ella se niega. En versiones menos extendidas, una criada anciana los chantajea para que no descubra su falta.