Guerra y posguerra en Ermita Nueva

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0330n

Informantes

Recopiladores

Notas

La informante sesea y cecea en ocasiones.

Transcripción

Yo es que, en la época de la guerra | Yo nací en el treintiseis, así que de la guerra me acuerdo muy poco. Pero me acuerdo de los últimos años de la guerra, del último año, tendría yo tres años. Y había un destacamento de soldaos en una casa, allí, cerca de la mía. Y mi hermano, que era un poquillo mayor que yo, y yo pues íbamos con una ollilla muy chiquitilla y nos echaban, nos daban rancho, pa que comiéramos.
Y también recuerdo cuando, cuando decían: —Irse p’arriba que va a haber un ataque—. Mi casa estaba en primera fila de línea, en primera línea de…, de fuego. Y entonces, venía mi | un tío mío y dicía: —Irse p’arriba. Coge los muchachos —le dicía a mi madre—, coge los muchachos y te vas p’arriba—.
Pero no podía cerrar la puerta ni na; dejarlo todo abierto. Y mi madre cogía la orza del chorizo que teníamos y una garrafa con aceite. Y…, y ponía una canasta en un lao del serón del mulo y la otra, en otro; en una canasta me metía a mí y en otra, a mi hermano. Y salíamos corriendo tos: nosotros, en el mulo y ellas, andando, mi hermana y mi madre, andando. Y nos íbamos a un sitio que le dicían La Viuda, cerca del Menchón Bajo, y allí echábamos el día.
Y todavía vive una mujer que me dice a mí cuando me ve, dice: —Anda, que no te pasee yo a ti en cuestas cuando sus ibais a mi casa. Pues no te pasee yo en brazos cuando sus ibais a mi casa y tú eras chiquitilla—.
Pero yo de la guerra, guerra, lo que es la guerra, guerra, no me acuerdo. Luego de la posguerra sí me acuerdo: del hambre que había, los mendigos, las criaturicas en cueros pidiendo y descalzos y… Incluso de aquí, de la aldea mismo, había mucha gente pidiendo limosna. Nosotros no pedimos limosna porque mi…, mi padre pues tenía unos olivos. Entonces, con los olivos, pues teníamos el aceite. Con lo que nos sobraba del aceite, comprábamos el pan. Entonces, yo hambre de pan y aceite no he pasao. Por lo menos pan y aceite comíamos. Que nos daba hambre: “Mamá, échame un hoyo de aceite”. Pero yo hambre como otras personas no he pasao. Ni pedir limosna ni na tampoco. Ni…, ni irme a servir a un cortijo. Mi madre no quería nunca que yo me fuera a servir a un cortijo. Porque dicía eso, que los señoricos abusaban de las…, de las niñas, eso | De hecho, hay allí muchas que fueron madres solteras, que estaban en cortijos, y…, y tenían un crío y luego el señorito no quería saber na.