¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0464r

Informantes

Recopiladores

Notas

En esta versión de repiten todos los versos.

Bibliografía

IGRH: 0098.1

Otras versiones de "¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino"

Álvarez Cárcamo (2019: 25.31); Asensio García (2004: pp. 119-120); Atero Burgos (2003, n.º 66); Benítez Sánchez (2000: pp. 275); Betancourt, Bonamore y Cohen (1992: n.º 19 de «Romances religiosos»); Díaz (2007: B.6); Esteve Faubel (1998: pp. 1157-1158); Fraile Gil (2010: n.º 154-155); Fraile Gil (2016: n.º 299-300); Gómez Garrido (2012: n.º 18); Jaén Castaño (2018: n.º 571-573); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 68); Pimentel García (2020: n.º 260); Piñero Ramírez (1996, n.º 65); Piñero Ramírez (2004, n.º 49); Piñero Ramírez (2013, n.º 111); Piñero Ramírez y Atero Burgos (1987: n.º 78); Rico Beltrán (2009: n.º 76); Schubarth y Santamarina (1986: n.º 71a); Sevilla (1921: n.º 97); Trapero (2000a: n.º 79); Trapero (2003: n.º 58); Trapero, León Felipe y Monroy Caballero (2016: n.º 97); Valenciano López de Andújar (1994: n.º 157).

Contaminaciones y engarces

¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino + Alma si eres compasiva o Descendimiento + El rastro divino (Benítez Sánchez, 2000: p. 274); ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino + El monumento de Cristo (Álvarez Cárcamo, 2019: 25.32); ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino + El rastro divino (CLO, 1353r; CLO, 1022r; Jaén Castaño, 2018: n.º 574; Mendoza Díaz-Maroto, 1990: n.º 71; Piñero Ramírez, 2004, n.º 50; Rico Beltrán, 2009: n.º 77); ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino + El rastro divino + Las cinco llagas (Mendoza Díaz-Maroto, 1990: n.º 72); ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino + El rastro divino + Quejas de la Magdalena (Mendoza Díaz-Maroto, 1990: n.º 73); ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino + La Virgen vestida de colorado + La Virgen y el ciego (Asensio García, 2004: pp. 121-122); ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino + La Virgen y el ciego (Asensio García, 2004: pp. 120-121; Barrios Manzano y Jiménez Rodrigo, 2002-2003: n.º 131; Mendoza Díaz-Maroto, 1990: n.º 70); Confesión de la Virgen + ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino (Álvarez Cárcamo, 2019: 25.36); Desde el Huerto hacia el Calvario + ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino (Mendoza Díaz-Maroto, 1990: n.º 80); El rastro divino + ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino (Mendoza Díaz-Maroto, 1990: n.º 69; Trapero, 2000b: n.º 81); Jesucristo va de ronda + ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino + El rastro divino + El monumento de Cristo (Álvarez Cárcamo, 2019: 25. 34); Por las almenas del cielo + ¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino (Schubarth y Santamarina, 1986: n.º 71b-71c).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Estudios

FRENK ALATORRE, M. (1972). La canción sefardí y la tradición hispánica. Monterrey, México: Ediciones Sierra Madre.

HASSÁN, J. M., ROMERO, E., DÍAZ-MAS, P. y DÍAZ GONZÁLEZ, J. (1981). Temas sefardíes: Del cancionero sefardí. Madrid: Ministerio de Cultura.

RODRÍGUEZ PUÉRTOLAS, J. (1978). El cancionero popular. El Romancero y sus héroes fragmentados. En C. Blanco Aguinaga, J. Rodríguez Puértolas e I. M.ª Zavala (Eds.), Historia social de la literatura española (en lengua castellana), I (pp. 140-154, 188-189). Madrid: Castalia.

SLEEMAN, M. G. (1981). Medieval Hair Tokens. Forum for Modern Language Studies, 17(4), 322-336. https://doi.org/10.1093/fmls/XVII.4.322

TRAPERO, M. (1983). Romancero y teatro popular en la tradición oral castellano-leonesa. Revista de Dialectología y Tradiciones Populares, 38, 37-53.

Transcripción

La Virgen se está peinando     debajo de una palmera.

Pasó por allí José,     le dijo de esta manera:

—¿Cómo no canta la Virgen,     cómo no canta mi reina?

—¿Cómo quieres que yo cante     solita y en tierra ajena,

si un hijo que yo tenía     más blanco que una azucena

me lo están crucificando     en una cruz de madera,

y a su lado solo estaba     Santiago y la Magdalena.

Resumen de "¿Cómo no cantáis, la bella?, a lo divino"

La Virgen se está peinando o está bordando al pie de un árbol. Se le acerca san José o san Juan y le pregunta por qué no canta. Ella replica que es imposible, ya que están crucificando a su hijo. En algunas versiones, la Virgen le pide a su interlocutor que baje a su hijo de la cruz y que, para ello, se valga de la ayuda de Juan (o José) y Magdalena, pues ella no tiene fuerzas. En otras ocasiones, María asegura estar llorando porque Magdalena la ha informado de que van a crucificar y a enterrar a Jesús.