Carmelilla y el torero

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0621r

Informantes

Recopiladores

Notas

La informante indica que el título de esta canción es Torero.

Bibliografía

Otras versiones de "Carmelilla y el torero"

Alcalá Ortiz (2006: p. 112); Alonso Fernández et alii (2017: n.º 73); Atero Burgos (2003: n.º 309); Pimentel García (2020: n.º 593). 

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

Carmelilla, la reina en Triana,     más bonita que los rayos del sol,
y el chavea que la está rondando     se muere de pena, se muere de amor.
Y le ha dicho: —Carmelilla mía,    por tu hermosura torero he de ser
para tenerte mejor que a una reina—.    Y entonces Carmela le respondió a él:
—Yo no te quiero torero,     que te quiero como eres,
que a mí no me envidia el oro     ni el lujo ni los claveles,
que yo te quiero a ti solo—.     (………………………)
Y ha salido el torero de fama,     y afamado y con mucho cartel,
y apreciado por todas las mujeres,     y de su Carmela (y) olvida el querer.
—Virgencita, Virgencita,     apártamelo de los quereres,
que lo quieren por el oro,      el lujo y los claveles,
y yo lo quiero a él solo—.     (………………………)
Y ha salido el torero a la plaza,     mas el toro le dio una corná
y desde entonces el pobre torero     se ha quedado inútil para torear.
Y despreciado por todas las mujeres,     de su Carmela se ha vuelto a acordar
y de rodillas le pide llorando:     —Quiéreme Carmela, quiéreme por Dios.
—Yo sí te quiero, torero,     aunque de mí hablen las gentes,
porque no me envidia el oro     ni los toreros valientes,
que yo te quiero a ti solo.     (………………………).

Resumen de "Carmelilla y el torero"

Carmelilla es novia de un muchacho que decide hacerse torero. Cuando consigue fama, se olvida de ella, quien sin embargo lo sigue amando fielmente. La muchacha le pide a la Virgen que lo aparte de las mujeres que solo lo quieren por el dinero, y que vuelva con ella. Un día, lo coge el toro en la plaza y queda inútil para torear, siendo despreciado por todas las mujeres. Entonces, vuelve a Carmelilla para implorarle su amor, a lo que ella accede sin resentimiento.