El huracán en la Sierra de Cazorla

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0685n

Informantes

Recopiladores

Notas

Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P), financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Transcripción

Y luego, pues eso, puedo contar una noche que hubo un huracán mu grande, mu grande. Entonces tendría yo catorce años o así, tenía. Que las casas, las reventaba. Porque toas las casas eran de, de piedra y cal. Un poco de arena y cal. Yo me acuerdo también que estábamos en casa de, de unos tíos míos, por allí pa abajo, y vino un aire, aquello que pegó ¡pam! Y una pared de la, de la casa se, se reventó. Que ahora ya no está la casa. Y cuando vio | mis tíos vieron las | que había reventao la casa, por el miedo a que se cayese la casa encima, pues cogió mi tío | Me acuerdo de estos otros vecinos, que en gloria... Cogió un tizón y cuatro críos que tenían ellos entonces, Pedro era el mayor, que es de mi tiempo. Y nos fuimos a casa de una vecina. Y me acuerdo que íbamos con el tizón aquel, ya ves tú, con el airazo que hacía. Un huracán lo que es, el huracán, eso partía | los pinos los partía así, los tronchaba por la mitad. Y nos fuimos por ahí a Doña Segunda, a lo de aquella señora que estaba allí. Y allí nos fuimos, allí tos metíos debajo de la casilla aquella. Y me acuerdo que su madre, de la Segunda, de la casa donde nos fuimos, estaba sorda. Un poquito sorda. Y la mujer decía: “pero, ¡qué hacéis que no sus acostáis!”. Claro, ella no oía to el ruido de l- | de todo lo que había, ¿no? Y la mujer na más que dando voces, que cuándo se iban a acostar y que cuándo se iban a acostar. Y así, pues todas esas cosas.