La broma que terminó en una moto rota

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0709n

Informantes

Recopiladores

Notas

Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P), financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Transcripción

Y si no, el barbero, la noche que le pusieron el pino ahí arriba. Habían estao bailando ahí unos cuantos mozos de veinte o veintitantos años y, un señor que venía con una motillo, pues aquí al lao, que entonces había aquí | ya le digo, no había nada | había un cerrete altote así, de esta altura más o menos. Y allí había los pinos que sacaban para que se los llevaran los camiones. Con los mulos sacaban los pinillos y los dejaban al lao de la carretera. Pues aquellos sintieron la motillo, como por allí hay una curvita que se ve la lucecita | venían de ahí del baile y, al llegar, cogieron un, un pino, un madero de aquellos y se lo atravesaron en medio de la carretera. Pues se pegó el testerazo. Pero luego no saben si es que se dio el testerazo porque la cosa es que ellos le metieron | tuvieron que pagarle la moto. Pues se ve que dicen | Unos dicen que lo tenía ya roto, y otros que no, es que se lo rompió porque se pegó con el pino. La cosa es que | por eso te estoy diciendo, que barbaridades de esas, de no haber | habernos matao. ¡Uy, uy, uy!