Caza y pesca del Caudillo en la Sierra de Cazorla

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0717n

Informantes

Recopiladores

Notas

Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P), financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Transcripción

[Ana Cruz:] La berrea, en general, es que cuando | en el mes de septiembre normalmente, que es cuando empieza a refrescar, pues los ciervos, las ciervas bajan al río. Bajan a beber agua y es cuando los machos siguen a las hembras porque están en celo. Porque si no, ahora mismo tú vas por ahí y es muy difícil que te encuentres un macho. Un ciervo. Y la berrea consiste, pues en eso: cuando empieza a refrescar, las hembras se ponen en celo y ya, pues los machos van detrás de ellas, se pelean si hay de dos, por ejemplo, pues se pelean por la hembra hasta que uno de los dos sale huyendo. O cae, o sale huyendo. Y, y en eso consiste la berrea. Una cosa muy, muy simple. Pero claro, pa el que no | yo como desde chiquitilla lo he vivido, pues yo qué sé, eso.

[Recopilador:] Sí, no sabía si tenía que ver con la caza también.

[Ana Cruz:] Claro, es que es cuando los ciervos salen. Entonces, tiene que ver con la caza porque los ciervos, es lo que te he dicho: ahora mismo tú vas por ahí y es muy difícil que veas un ciervo. En cambio, cuando es el tiempo de la berrea, ellos van en busca de las hembras que están en celo. Y entonces es cuando se dejan ver. Entonces, por eso, la caza es en el tiempo de la berrea.

Y cuando venía el Caudillo allí a la Torre, que era su refugio que tenía él, la casa suya, pues ya se los cerraban. Eso ya tenía un sitio allí de | no sé qué sitio, en [¿Pujarefe?] o no sé qué sitio. Y ya, él cuando iba allí, ya los tenía a tiro. Ya se los ponían allí.

Y las truchas, pues lo mismo. Las truchas allí arriba, en la laguna de Valdeazores, ¿has estao alguna vez por allí? Pues la laguna de Valdeazores, hay trece kilómetros desde el, desde la Torre Vinagre, la piscifactoría, a la laguna Valdeazores hay | que está el nacimiento del Borosa | hay trece kilómetros, trece y medio. Hay una ruta preciosa que yo la he hecho andando. Claro, que es una ruta así. Y luego bajas así to un camino de cabras. Pues eh, se iban allí a pescar las truchas. Y yo me acuerdo | por eso siempre venían el mes de septiembre, que son las fiestas de Cazorla. Claro, entonces las que íbamos a trabajar allí con él, pues nos fastidiaba las fiestas todos los años. Claro, yo era mozueluza, todavía no tenía novio ni na, pero mi hermana que estaba novia y su cuñá que estaba novia, las dos, me acuerdo un año que se fueron los novios a la feria y ellas se quedaron, claro, allí trabajando. ¡Madre mía, qué cabreo!: —¡No podrá cambiar otras fechas pa venir el Caudillo, tiene que venir estas fechas, precisamente a la feria de Cazorla!—. Estás to el año empezando | pensando en que viene la feria y, luego, no podían ir a la feria.

Y sí, yo me acuerdo que nos levantábamos | Traía su pastelero. Lo traía todo. Él lo traía | su servicio completo lo llevaba por donde iba. Y nosotras pues nos | la gente de por aquí, nos pedían toda nuestra documentación, la documentación de nuestros padres, de nuestros abuelos. Ahí ten- | el primer año tuvimos que presentar toda la historia de toda nuestra familia. Claro, aquello se ve que lo hacían por si habían participao en la guerra. Claro.