La leñadora y el señorito

Audio

Informantes

Notas

En esta versión, se repite el último verso.

Archivo sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00001 18).

Título indicado en las anotaciones de campo: "La leñadora".

Muchos de los temas de esta entrevista fueron también transcritos en el Catálogo Folclórico de la provincia de Valladolid.

Bibliografía

Otras versiones de "La leñadora y el señorito"

Gómez Garrido (2012: n.º 199); Manzano Alonso (2003: 704); Pimentel García (2020: n.º 102).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

Estando un día en el monte     cortando leña pude observar
que un cazador desde lejos     me hacía señas con mucho afán.
Yo seguí cortando leña     y el atrevido se acercó a mí,
me agarró de la toquilla     y sonriendo me dice así:
―No cortes más leña,     linda leñadora,    
que tú puedes ser     una gran señora.
Si conmigo quieres     tomar relaciones,    
no cortarás más     leña en este monte.    
Desprecia esa triste vida,     porque no ganas para comer
y a mí lado comerás     de los manjares que pueda haber.
En este arrastrado oficio     tampoco ganas para vestir
y a mí lado puedes ir     como las que van ¡vaya postín!
También gastarás     reloj de pulsera
y todas las tardes     irás de verbena.
Si conmigo quieres     tomar relaciones,
no cortarás más     leña en este monte―.
Yo le contesté diciendo:     ―Con tanta guasa no venga usted,
porque yo no m’he peinado     para los que entran en el café;
que m’he peinado pa un hombre     que sea pobre y trabajador―.
Entonces el señorito     se quedó serio y así me habló:
―No vengo con guasa,     leñadora hermosa
pues quiero que seas     mi querida esposa.
Yo te quiero a ti     aunque seas pobre,
más que si serías      la hija de un conde.
En ti linda leñadora     tengo yo puesto todo mi [¿amor?]
porque eres la más bonita     de las mujeres que cría el sol―.
Al otro día siguiente,     a la salida del sol,
el señorito fue a casa     a ver qué le contestaba yo.

Resumen de "La leñadora y el señorito"

Un muchacho de posibles que está cazando en el bosque se acerca a una leñadora, a la que pide relaciones. Le asegura que su amor es sincero y que a su lado disfrutará de lujos y riquezas. La muchacha lo rechaza y replica que ella solo tiene en cuenta a los hombres humildes y trabajadores. El joven sigue insistiendo. Al día siguiente, acude a casa de la leñadora para conocer su respuesta.