En un taller de bordados

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0831r

Recopiladores

Notas

La informante indica que el título de este romance es El torero.

Bibliografía

Otras versiones de "En un taller de bordados"

Atero Burgos (2003: n.º 185); Pimentel García (2020: n.º 595).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

En  un taller de bordados,     donde voy a trabajar,
cierto torero famoso     su capote dio a bordar.
Como me tienen por más diestra,     me dijo la maestra que lo bordara yo;
unos dibujos primorosos,     adornos caprichosos, mi mano allí trazó.
Y aquel torero fue del que me enamoré;     pero en la humilde obrerita no se fijó aquel torero,
que se rifaban las hembras     ante el imán del dinero.
En automóvil de lujo     ante mí lo vi pasar
cierto día que el torero     a la plaza iba a matar.
Y una mujer llevaba a su lado,     que el diestro embelesado le hablaba con pasión,
y ella gozosa sonreía,      diciendo que sentía por él grande ilusión.
Y yo a los toros fui,     por ver el diestro allí.
¡Qué tarde aquella, Dios mío,     nunca la podré olvidar!
Entre las astas del toro     se quedó al ir a matar.
Gritos de angustia resonaron,     que el alma me dejaron transida de dolor.
Y por besar al que moría,      corrí a la enfermería en alas de mi amor.
Cuando allí llegué,     sin vida le encontré.
Una mujer solamente     junto al torero se hallaba:
la que le bordó el capote,     la que de veras le amaba.

Resumen de "En un taller de bordados"

Una muchacha que borda en un taller se enamora de un torero famoso que acude allí para que le borden el capote. Sin embargo, él no se fija en ella porque es pobre. Adorado de muchas, acude a la plaza con una joven muy guapa. Nuestra protagonista también se encuentra allí. Ese mismo día lo coge el toro y muere en la enfermería de la plaza. La única que lo acompaña en el fatal trance es la bordadora.