Hermanos reencontrados en la guerra de África

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0865r

Informantes

Recopiladores

Notas

La informante asegura que se cantaba durante la Posguerra.

La informante neutraliza /l/ y /r/ en posición implosiva y final.

Bibliografía

Otras versiones de "Hermanos reencontrados en la guerra de África"

Alonso Fernández et alii (2017: n.º 5); Moreno Moreno (2016: n.º 137); Pimentel García (2020: n.º 505).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

Un valiente soldado español     lo ha cogido un moro prisionero.
Se lo lleva a su cábila     y amarrado lo tiene allí preso.
Pero, otro día, se acerca al soldado,     que de hambre va a perecer:
—Si haces fuego contra España,     yo de mi cábila jefe te haré.
[Com.: Le contesta él:]
—Mi patria siempre la defenderé     como español y buen soldado.
No quiero, aunque me cueste la vida,     que perezcan mis hermanos—.
Entonces, el maldito cabecilla     le dice, sin compasión:
—Metedlo dentro de ese calabozo,     que ahí no tiene salvación—.
Estando el soldado pensando     en la desgracia que le corría,
de momento, se ha fijado,     y una mano la puerta le abría.
Delante se le presentaba     una joven vestida de mora:
—No te apures, buen soldao;     yo también soy española—.
Entonces el muchacho se anima     y le enseñó su retrato,
y se abrazaron los dos,     y el padre, que los ve, no podía separarlos.
[Com.: Le dice el padre que, por una foto que tiene, "resulta que somos hermanos". Y el padre les dice:]
—Venid los dos a mi lado,     hijos de mi corazón.
A España quiero enviaros,     aunque aquí me quede yo—.
El padre les da mil pesetas     y también los ponía en libertad:
—Adiós, hijos de mi alma,     nunca podré veros más—.
El muchacho le escribe a su madre,     diciéndole el día que llegaba:
“Una mora me ha salvado,     ahora verá usted si es guapa”.
Desembarcan en el muelle     y la madre los abrazó,
y le dice: —Muchas gracias, buena mora,     yo os casaré a los dos—.
Entonces, el muchacho le contesta     con risa y con alegría:
—Pues esta es hija de tus entrañas     y también hermana mía.

Resumen de "Hermanos reencontrados en la guerra de África"

Un soldado español es cautivado en la guerra de África. El moro que lo ha apresado, le pregunta si quiere luchar en su bando. El soldado se niega a traicionar a su patria y el moro ordena que lo encierren en un calabozo. La hija del cautivador lo saca de allí y ambos se reconocen como hermanos. Se lo cuentan a su padre, que los deja marchar y les entrega una cantidad de dinero. Viajan a España y se reencuentran con la madre.