Leyenda del Pernales

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 0923n

Notas

Registro sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00018B 07).

Bibliografía

Estudios

CASAS-DELGADO, I. (2016). La pervivencia del bandido generoso. Del asesino nato a la víctima de las injusticias sociales. Cuadernos de Ilustración y Romanticismo: Revista del Grupo de Estudios del siglo, 22, 35-56.

PÉREZ KÖHLER, A. (2006). Consideraciones jurídicas sobre el Romance de El Pernales. Anuario de la Facultad de Derecho (Universidad de Alcalá), 2005-2006, vol. 2006, pp. 206-228.

Transcripción

[Recopilador:] ¿Qué bandoleros había por aquí o por los montes de Torozos?

[Informante:] ¿Por los montes Torozos? Ninguno. Allí na más que se oía decir un tal Pernales.

[Recopilador:] ¿Pernales?

[Informante:] Pernales. A ese le conocí yo. A ese de por allí que le llamaban “el Pernales”, sí, porque era de Cotanes. 

[Recopilador:] Ah, ¿era un bandido que le llamaban “el Pernales” que era de Cotanes del Monte?

[Informante:] Salía del monte. Ese llegaba al pueblo y decía: ¿Qué hay amigo? ¿Qué tal te va?. Dice: Pues mal, porque no tengo qué comer y tengo que hacer esto, no me dan trabajo. Dice: No te preocupes, hombre, no te preocupes. Iba a una casa de un | que tenía trigo, dice: Mañana tienes que dar trigo a fulano de tal, una fanega de trigo, ¿eh? Porque no tiene qué comer y tiene hijos. Y al día siguiente se la día | se la daba. 

[Recopilador:] Era un bandolero que le llamaban “el Pernales”, ¿pero era de por aquí?

[Informante:] Sí, sí. Era de Cabre- | de Cotanes del Monte. Era del viviente. Por allí le llamaban Vivillo y Pernales, sí, sí, sí. A ver, no el primer Vivillo, ni el primer Pernales tampoco, el segundo. Y después, durante la guerra, al estallar el movimiento, estaba en la cárcel y le cogieron y le llevaron al... hasta Burgos. Y en Burgos, ya no se ha vuelto a saber absolutamente nada. Pero es que ese señor ni roba- | robaba pa otro, ¿eh? No mataba. Na más que decía:  Aquel no tiene que comer, hay que darle de comer. Bueno, aquí también hubo, según dicen, este... ¿Cómo le llaman, que le cogieron allí en el puente de Alcazarén? No me acuerdo ahora cómo se llamaba. Ahí en Alcazarén le cogieron.