Estructura de las casas de Jimena y suministro de agua

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 1078n

Informantes

Recopiladores

Transcripción

Era una casa que tenía dos puertas. Como era de labradores, abajo una para el ganao y una cocina, que le daban de comer a los | el desayuno se lo daban siempre a los que trabajaban. Iban | y, y dentro las cuadras. Pa meter las yuntas, los borrigos, los borricos y eso. Y luego tenían una puerta, unas puertas que tenían una verja de hierro mu grande. Mu grande. Unos hierros así pa arriba. Y luego al lao dos puertas de hierro también, que es las que se abría. Y subía una escalinata, y adonde estaban los hierros esos que no se abrían, había como un patio. Mu bonito. Una esca- | Allí un patio que tenía mi madre macetas y cosas. Y al lao era la escalinata donde había ya otras puertas, que eran las que guardaban la casa. Con unos llamadores doraos muy grandes, parece que estoy viendo a mi hermana limpiando los llamadores pa que tuvieran | Muy grandes. Y ya de ahí entrabas al portal y ya entrabas a la casa, porque lo de los animales abajo, pero había unas escaleras que bajabas por dentro de la casa a las cuadras. Y… y así. Y allí es donde había también, como no había agua en las casas, una pila mu grande, con una | y al lao, una cosa que le decían “cantareras”. Que era | No sé si vosotras habéis visto eso. Que era una cosa de madera con cuatro cántaros pa tener agua. Entonces, pues, había | eso | muchas veces eran hombres de estos jóvenes que no trabajan. Tenían que ir a  | El pilar estaba en la plaza y allí tenías que ir por el agua. Pues venían ahí, les, les pagabas lo que fuera y te llenaban la pila y los cántaros te los dejaban llenos también. Otras veces, pues, si no, iba | Yo me acuerdo de oír la tita, decía: —Voy por un cántaro de agua, que no tenemos—. Porque no teníamos | el agua la pusieron después. Una vez que el tito Carlos estuvo allí en el Ayuntamiento, dice: —Ahora vamos a poner el agua, como yo estoy | Y ya pusieron el agua en las casas. Pero como no había, ponían [¿en cada habitación esas bajas?], como el agua pesa tanto, pues se ponían unas cantareras, que se llamaban, y una pila muy grande porque tenías que tener agua pa to el día.