Ánimas

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 1248n

Informantes

Notas

Registro sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00026 30).

Transcripción

[Recopilador:] Y lo de las ánimas que decíamos antes, salía gente por a- Otra de las cosas que he visto es que aquí la cofradía salía por las calles con unas esquilas pidiendo.

[Sergio:] Es que me ha hablao de las ánimas. Y yo de eso, digo que yo no recuerdo de las ánimas más que lo del párroco aquel que hubo, un párroco que hubo aquí que el día de los Santos, el día de los Santos iban a pedirle permiso pa ir a cazar, porque era pecao el día de las ánimas. Iban a pedir permiso al párroco pa poder ir a cazar el día de las ánimas. Y el párroco les decía: —Bueno, sí, pero mira, te voy a imponer una cosa—. Usted dirá, padre, usted, lo que usted diga, tal—. Que tienes que traerme una, una liebre pa las benditas ánimas—. ¡Ah! Pues sí, señor, no faltaba más, yo se la traigo, claro—. El tiro que, que fallaba y no mataba: —¡Coño! ¡La de las ánimas!—. Y si era de los galgos, que se le escapaba a los galgos: —¡Pum! ¡La de las ánimas!—. Es lo que recuerdo de las ánimas, aquel cura que había que traerle una liebre pa las ánimas. Pero yo, la cofradía de las ánimas, no, yo no he oído hablar aquí de cofradía de ánimas.

[Recopilador:] Ya, pues hasta mil ochocientos sesenta y seis he visto yo que había, que había…

[Eduardo:] Mil ochocientos sesenta y seis, que salían, salían a lo mejor con esquilas tocando.

[Recopilador:] Salían, sí, por las calles, pidiendo o lo que fuera pa las ánimas, sí, sí, sí, sí, lo he visto.

[Sergio:] Eso, ahí tenía que ser ya mi suegra, la que podía ya acordarse, ¿verdad?

[Eduardo:] Luego ya, que-, quedó que tocaban, tocaban las campanas por la noche, ¿no? Y ponían, ponían lumbre en la misma torre y estaban toa la noche tocando el día | la noche de los Santos, toa la noche, toa la noche tocando y llevaban ma-, llevaban manojos.

[Sergio:] Manojos, sí. Se daban manojos en las casas para que estuvieran toa la noche allí tocando las campanas. Eso sí.