La novia de Rogelio

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 1289r

Notas

La informante sesea y neutraliza /l/ y /r/ en posición implosiva y final a favor de [r].

Anotaciones musicales

Partitura
Transcriptor de la partitura

Luis Moreno Moreno

Bibliografía

IGRH: 5050

Otras versiones de "La novia de Rogelio"

Alonso Fernández et alii (2017: n.º 27); Atero Burgos (2003: n.º 208); Benítez Sánchez (1999: p. 313); Benítez Sánchez (2000: p. 283); Checa Beltrán (2005: n.º 37); Escribano Pueo, Fuentes Vázquez y Romero López (1995: n.º 9); Esteve Faubel (1998: 1123-1126); Hernández Fernández (2010: n.º 78); Higueras Martínez y Aguilar González (2000: p. 157); Manzano Alonso (2003: pp. 478-482); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 244); Moreno Moreno (2016: n.º 168, 169); Pimentel García (2020: n.º 796); Piñero Ramírez y Atero Burgos (1986: p. 132); Tejerizo Robles (2007: n.º 410-412); Trapero (2003: n.º 88).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

Era una joven muy guapa     de una familia muy rica;
su novio la abandonó     cuando se encontraba encinta.
Y al verse desemparada,     se fue a casa su madrina,
lo cual que la recibieron     como si fuera una hija.
Allí nada le faltaba.     Todo el día estaba llorando,
pensando en el porvenir     que se le venía acercando.
Pero Dios le ha dado un niño     más rebonito que el sol,
y ella sola lo criaba,     solo por guardar su honor.
Ya tenía nueve meses,     todavía no era cristiano,
solo por guardar su honor     no lo había bautizado.
Ella trató de escrebirle     una postal a su novio,
dándole cita a un sitio     donde se encontraran solos.
Aurelio bajó a la cita.     Diciendo:  —Aurelio, soy yo,
pues baja y lo verás     el fruto de nuestro amor—.
Aurelio se fue acercando     dándole besos al niño,
diciendo: —¡Qué desgraciado     tiene que ser este hijo!
—Aurelio, no digas eso,     no maldigas a tu hijo
y piensa en el juramento     que tú hicistes conmigo.
—Todo eso que tú hablas,     todo lo hablas en vano,
tú te quedas con tu hijo     y yo me lavo las manos—.
Al retirarse Aurelio,     Carmela l’ha dado un tiro,
quedando muerto en el acto,     y ella se fue con su hijo.
Los pasajeros notaban     que la joven iba llorando
dándole besos al niño,     pero nunca malpensando.
—La culpa tienen mis padres     con no haberme arrecogido.
Me he vengado de mi amor     y me mato con mi hijo—.
Al subir las escaleras,     puso un pie en la baranda
y se ha arrojado a la mar     con su hijo de su alma.

Resumen de "La novia de Rogelio"

Una joven de buena familia mantiene relaciones con Rogelio, de quien queda encinta. Cuando este descubre su estado, la abandona. Su familia no quiere asumir la deshonra y la echa de casa. A ella no le queda más remedio que refugiarse en casa de una vecina o de su madrina. Un día decide citarse con Rogelio para que conozca a su hijo. Este acude a la cita y maldice al bebé. La joven madre se siente dolida y le dispara. Después, la muchacha embarca y se arroja al mar con el niño en brazos. En el camarote encuentran una carta escrita de su puño y letra en la que explica su decisión.