Romance de la reina Mercedes

Audio

Informantes

Recopiladores

Notas

La informante asegura que la canción se titula María de las Mercedes y que la cantaba mientras realizaba las tareas del campo y de la casa.

Es una versión de la célebre canción de Rafael de León,  Antonio Quintero y Manuel Quiroga, popularizada, entre otros, por Concha Piquer y Marifé de Triana.

Transcripción

Una dalia cuidaba Sevilla 
en el parque de los Montapié,
y arrosada de blanca mantilla 
parecía una rosa de té. 
 
De Madrid, con bigote y patilla, 
vino un real mozo muy cortesano
y a Mercedes besó en la mejilla,
y eran los niños primos hermanos. 
 
Un delirio de amor empezó a sonreír
a la orilla de [¿…?]
para llorarla fue todo Madrid.
 
María de las Mercedes,
mi rosa más sevillana,
¿por qué te vas de mis redes
de la noche a la mañana?
 
Que quieras o que no quieras,
y aunque tú no dices nada,
se nota por tus ojeras
que estás muy enamorada.
 
Adiós, princesita hermosa,
que ya llorarme no puede,
adiós, princesita hermosa,
adiós, mi querida esposa,
(y) María de las Mercedes.
 
De noche por los Madriles
cuatro duques la llevaron
y se contaron por miles
los claveles que la echaron.
 
Adiós, princesita hermosa,
que ya besarme no puedes,
adiós, carita de rosa,
adiós, mi querida esposa,
(y) María de las Mercedes.