La gacela y sus siete cervatillos / Thiġat nuzga d sab٬a nissis [ATU 123]

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 1567n

Informantes

Recopiladores

Notas

Cuento recopilado en Nador. La grabación fue realizada por Zakaría Charif, hijo de la narradora Hafida Budali, a petición de Hanane Naser. Hafida había aprendido los cuentos de su madre Yamina, natural de “Wash”, Bani Chiker (Nador).

Este registro ha sido editado en el marco del proyecto de I+D del Ministerio de Ciencia e Innovación “El corpus de la narrativa oral en la cuenca occidental del Mediterráneo: estudio comparativo y edición digital (CONOCOM)” (referencia: PID2021-122438NB-I00), financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Transcripción

Traducción

Érase una vez una gacela que tenía siete cervatillos a los que amaba mucho. Su madre los mantenía perfectamente a salvo. Ella prohibió estrictamente a sus hijas que abrieran la puerta a cualquiera sin escuchar una canción que solamente ellas conocían.

Un día, el lobo feroz que rondaba escuchó la conversación entre la madre y sus siete crías. Entonces decidió probar suerte imitando la voz de la madre, se acercó a la puerta después de haber comprobado que la madre se había alejado, comenzó a cantar: “¡Oh, queridas niñas, he vuelto, tengo la boca llena de yerba y mi ubre está llena de leche!” Al escuchar este canto, las pequeñas se precipitaron hacia la puerta para abrirla excepto la más pequeña que al ver el peligro inminente gritó con todas sus fuerzas:

No abran la puerta, es una trampa; no es la voz de mamá, puedo ver claramente sus patas, es el lobo feroz, viene a devorarnos.

Por desgracia, las otras pequeñas no la escucharon y abrieron la puerta igual. La pequeña entonces se escondió en la chimenea y tuvo que asistir con el corazón entristecido a la muerte de sus hermanas sin que ella pudiera hacer nada.

Al regresar a casa, la madre se sorprendió y se conmocionó cuando descubrió que el lobo feroz casi había acabado con toda su familia. Entonces decidió vengarse y fue en busca del lobo; finalmente lo encontró y lo retó a un duelo. El lobo le decía que él no tiene cuernos y que debe esperar un poco. Mientras tanto, ganaba tiempo para que los cuernos que se hizo con barro se secaran. Cuando comenzó el duelo la gacela logró romper los dos cuernos falsos y lo destripó ferozmente, logrando así su venganza.

 

 

Transcripción

Ḥażitak, iṇaŝ zmăn tura iżan nthigat-nuzġa ras sab٬a nisīs, uŝa taḥ tauyasantid maŝa, tażathant di thadath, tbala٬antid thawath, thaqarasant wa azmant i ḥad ar dasar naŝ. Iwa uŝa taḥ maskina sand-thawi arbi٬, sab٬a-ni nathgaidin-nuzga timazyanin, uŝa tas ra thawath, uŝa asant-thaqa:

         A-yarbi٬  fi-qamῑ, a laḥlib fi karŝῑ, qandila u magigdā ḥalli l-bāb ya bnatī.

Uŝa asazmant-thawath, adafant d-yamathsant, thiuyasantid maŝa, zid thaniya, ma narnit amani, atraḥag thaniya atawi arbi٬, a-tini:

        A-yarbi٬  fi-qamῑ, a laḥlib fi karŝῑ, qandila u magigdā ḥalli l-bāb ya bnatī.

Safi asazmant. idżaḥmasant woŝan il-aswat ni thaqa, iruḥ iga iḳfanas d-yamathsan, iga sut n-yamathsan, yaqa daga:

        A-yarbi٬  fi-qamῑ, a laḥlib fi karŝῑ, qandila u magigdā ḥalli l-bāb ya bnatī.

Thinarni nantas qa dyamathnar adas nazam, thani thamazyant umiqan qandila thanas qa thani wadżi bu d-yamathnar, thaqarasant i-yasmas, qa twarig aŝan-nas, thawath thu٬ra twara aŝan- ni wadżi bu n-yamas, nithanti-lā, qantas qa d-yamathnar azmantas thawath, uŝa iŝa thinarni-marā, natath thruḥ thafā di-thrarath, tharad ḳas igād, iwa ami id ga thas yamas thufa ra-qandila, thinarni safi iŝithant woŝan.

Thuḥ ga woŝan, thiġat-nuzra, gas aŝawan, thruḥ ga ifri n-woŝan thanās aday tharad isī, adyafār adimnar wadyafīr ŝa, liana wagas bu aŝawan, iwa min ga yag, yaqaras raża, natā qa itagād aŝawan nubadża٬, adyag aŝawan nubadża٬ izi kis ga yamnag, iwa iqim it٬atā, iqim itag aŝawan nubadża٬, ٬ini itrażathan adazgan, ami id ra yas adimnar ik thigat-nuzġa, kur-ma thuthith adas thagdar iżān, kur-ma thuthith adas thagdar iżān, ha thagdar māra aŝawan, iqim bra aŝawan, uŝa kis siri aŝawan, uŝa ŝargas a٬adīs, uŝa thażīth dini.

Resumen de ATU 123

The Wolf and the Kids. A wolf comes while a mother goat is away, hoping to eat her kids (kid). When they do not open the door, the wolf changes his voice [K1832, K311.3] and colors his paws with flour [K1839.1]. The children believe that it is their mother and they open the door. The wolf eats the kids (all except one). The youngest kid hides in a dock. The mother returns and takes revenge on the wolf. She finds him asleep, cuts her children out of his belly [F913], and fills it with stones [Q426]. Or, she challenges him to a fight, which she wins. Or, she invites him to her house where he falls into a pit of hot coals. Cf. Types 333, 7058, 2028. In older variants the kid obeys his mother and does not open the door [J144] (Uther, 2004: I, 94).

[El lobo y los siete cabritillos. Un lobo viene cuando una madre cabra está fuera para comerse a sus hijos (hijo). Cuando no le abren la puerta, el lobo cambia su voz [K1832, K311.3] y tiñe sus patas con harina [K1839.1]. Los niños creen que es su madre y le abren la puerta. El lobo se come a los niños (a todos excepto a uno). El más pequeño se esconde en un muelle. La madre regresa y se venga del lobo. Lo encuentra dormido, saca a los niños de su estómago [F913] y lo llena de piedras [Q426]. O le reta a una lucha que ella gana. O le invita a su casa, donde cae en un hoyo de brasas calientes. Cf. Tipos 333, 7058, 2028. En variantes más antiguas, el niño obedece a su madre y no abre la puerta [J144] (traducción de Alba Pegalajar Espinosa)].