Las tres cautivas

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 1574r

Informantes

Notas

Agradecemos la colaboración de Eréndira Alejandra Ortega Medina en la edición digital de este registro.

Bibliografía

IGRH: 0137

Este registro fue previamente editado en: Miguel Ángel Peña Díaz (2019). El repertorio de poesía de tradición oral de Milagros Rego Carrasco y Dolores y Salud Oca Ramallo, Jerez de la Frontera, 1994. Boletín de literatura Oral, 9, 321-356.

Otras versiones de "Las tres cautivas"

Alcalá Ortiz (2006: pp. 9-10); Alonso Fernández y Cruz Casado (2003: n.º 6); Álvarez Cárcamo (2019: 5.5); Atero Burgos (2003: n.º 44); Barrios Manzano y Jiménez Rodrigo (2002-2003: n.º 101); Benítez Sánchez (1999: p. 276); Benítez Sánchez (2000: pp. 200-202); Checa Beltrán (2005: n.º 18); Díaz (2007: F.14); Escribano Pueo, Fuentes Vázquez y Romero López (1990: p. 198); Fraile Gil (2013: n.º 10); Fraile Gil (2016: n.º14); Gómez Garrido (2012: n.º 14); Hernández Fernández (2010: n.º 14-15); Jaén Castaño (2018: n.º 558-560); Manzano Alonso (2003: pp. 270-274); Marazuela Albornos (1981: pp. 388-389); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 112); Moreno Moreno (2016: n.º 66); Pimentel García (2020: n.º 81); Piñero Ramírez (1996: n.º 43); Piñero Ramírez (2004: n.º 39); Piñero Ramírez (2013: n.º 35); Piñero Ramírez y Atero Burgos (1986: p. 92); Piñero Ramírez y Atero Burgos (1987: n.º 24); Rico Beltrán (2009: n.º 46); Sánchez Miguel (1984: n.º 9); Tejerizo Robles (2007: n.º 366-367); Trapero (2000a: n.º 42); Trapero (2003: n.º 27); Trapero, León Felipe y Monroy Caballero (2016: n.º 51); Trujillo Pacheco (2017: n.º 10).

Contaminaciones y engarces

Las tres cautivas + Don Bueso (Piñero Ramírez, 2013: n.º 36).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

A la verde, verde,      y a la verde oliva

donde conquistaron      esas tres cautivas.

El maldito moro      que las se robó

a la reina mora      fue y se la entregó.

—Toma, reina mora,      estas tres cautivas,

toma, reina mora,      para que te sirvan.

—¿Y qué oficio tienen      esas tres cautivas?

—La mayor lavaba,      la menor cosía,

y la más pequeña      por agua le iba.

—¿Y cómo se llaman      esas tres cautivas?

—La mayor Rosaura,      la menor Lucía,

y la más pequeña      se llama María—.

Y a los tres viajes      que a la fuente iba

se ha encontrao a un hombre      que en ella venía,

poderoso padre      de las tres cautivas.

—¿Qué hace usted, buen hombre,      y en la fuente fría?

—Guardando que lleguen      esas tres cautivas.

—¿Y cómo se llaman      esas tres cautivas?

—La mayor Rosaura,      la menor Lucía,

y la más pequeña      se llama María.

—Pos si usted es mi padre,      yo seré su hija.

Espera usted, padre,      que vaya y lo diga—.

—¿No sabes, Rosaura,      y hermana Lucía

que padre nos espera      en la fuente fría?

—La mayor lloraba,      la menor reía

y la más pequeña      las consolaría.

—No llores, Rosaura,      ni hermana Lucía,

como el moro se entere      nos castigaría—.

Y el maldito     moro que las escuchó

en una mazmorra      allí las metió.

Resumen de "Las tres cautivas"

Tres hermanas son cautivadas por un rey moro, que se las entrega a su esposa para que realicen las tareas domésticas. La más pequeña es la encargada de ir a por agua. Cierto día, se encuentra a su padre en la fuente y acude a contárselo a sus hermanas. Estas comienzan a llorar y ella trata de consolarlas asegurándoles que el moro captor les dará la libertad. La mora las escucha y las encierra en una mazmorra, de donde las libera su esposo para devolvérselas a sus padres o embarcarlas a tierras cristianas. Existen otros desenlaces: la reina mora les quita la vida y el padre de las muchachas, en venganza, la asesina; el rey moro las encierra en una mazmorra, pero la reina se apiada de ellas y se las entrega a su padre; el rey moro ahorca a su esposa por haber encerrado a las niñas, a las que deja en libertad; el rey moro asesina a las tres cautivas cuando descubre que han visto a su padre; el rey moro las entierra vivas; los moros las torturan.