Tórtola herida

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 1608c

Informantes

Recopiladores

Notas

Comentario de María Jesús Ruiz:

La canción de La tórtola herida puede aparecer en la tradición oral de modo autónomo (como es el caso de estas versiones) o –muy frecuentemente– como post scriptum del romance de Las hijas de Merino (y alguna vez del romance de La Doncella guerrera). La tórtola herida comparte con Las hijas de Merino el recurrente tema infantil de la niña desventurada y/o seducida, y trae a colación motivos e imágenes hondamente arraigados en el archivo memorial de la canción tradicional femenina: el vergel como lugar de amor y desamor (aquí peral), el canto del ave solitaria (soltería, abandono) y la confianza ciega en el enamorado seguida de la maldición a su inconstancia. Son asimismo frecuentes en la tradición peninsular versiones que rompen el tono trágico de la canción por un aditamento jocoso propicio al uso lúdico del texto (“A los hombres garrotazos, / a las mujeres palizas…”), lo cual se vincula a la tendencia a la carnavalización (“contrafactas” burlescas) de buena parte del cancionero infantil (Ruiz, 2016). Pelegrín realiza un pormenorizado y brillante estudio del tema en 2003: 213-216.

Bibliografía

Otras versiones de "Tórtola herida"

Atero Burgos (2010: II, n.º 316, clasificada en "Canciones de corro. Ruedas simples"), Pelegrín (1999: n.º 097 de "Canciones de Corro").

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Estudios

PELEGRÍN, Ana (1996). La flor de la maravilla: juegos, recreos, retahílas. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, cap. 7. “Romances en la tradición oral infantil”, pp. 229-286.

PELEGRÍN, Ana (2003). Los romances infantiles: Siéndome yo niñaEl romancero de La Gomera y el romancero general a comienzos del tercer milenio (ed. de Maximiano Trapero). Cabildo Insular de La Gomera, pp. 201-218.

RUIZ, María Jesús (2016). Las metamorfosis del romancero en la tradición infantil. Odres nuevos, retos y futuro de la literatura popular infantil. IV Jornadas Iberoamericanas de Investigadores de Literatura Popular Infantil. Ed. de Cristina Cañamares. Ángel L. Luján y César Sánchez Ortiz. Cuenca: Universidad de Castilla-La Mancha, pp. 69-82.

Transcripción

Mi abuela tenía un peral
que echaba las peras finas
y, en la ramita más alta,
se ha criao una golondrina.
 
Por el pico echaba sangre
y por las alas decía:
—Malditas sean las mujeres 
que de las hombres se fían.
 
A los hombres, garrotazos
y a las mujeres, rosquillas;
a los niños, escobazos 
y a las niñas, peras finas.