Yo vivía feliz en el mundo

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 1743r

Informantes

Recopiladores

Bibliografía

Otras versiones de "Yo vivía feliz en el mundo"

Higueras Martínez y Aguilar González (2000: p. 144); Pimentel García (2020: n.º 592).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

Yo vivía feliz en el mundo,     engañada de un hombre vivía.

¿Qué voy a hacer si no puedo olvidarlo,     si era mucho lo que lo quería?

Yo lo vi entrar a la iglesia,     arrodillarse delante de un altar,

y yo le dije que qué era aquello,     y él me dijo que se iba a casar.

Yo he pensado de volverme loca,     he pensado en quitarme la vida

y he pensado de meterme a monja     en el convento de las Arrepentidas.

Veinticuatro horas no llevaba,     veintisiete se me parecían,

cuando le dije a la madre abadesa     que marcharme a mi casa quería.

Me cogieron entre las dos madres,     me arrodillaron delante de la Virgen

y me dijeron que allí le rezara,     que se me fueran las ideas de irme.

¡Ay, qué ojillos tenía aquella Virgen,     parecidos (y) a los que él tenía!

Me recordaba de aquella mirada     y ni rezarle a la Virgen podía.

¿Qué voy a hacer si no puedo olvidarlo,     si era mucho lo que lo quería?

Resumen de "Yo vivía feliz en el mundo"

Una joven está enamorada de un muchacho. Cierto día, lo ve en la iglesia, arrodillado ante el altar. Ella se acerca para preguntarle por qué lo hace y él le confiesa que se va a casar. Desesperada, la enamorada decide ingresar en un convento. Después de algún tiempo, la joven le comunica a la abadesa que quiere marcharse de allí, pues no soporta las rigurosas normas de la orden. Dos hermanas la obligan a arrodillarse ante una Virgen para pedirle perdón. El amor que siente la muchacha es tan intenso que hasta los ojos de la imagen le recuerdan a los de su amado.