La buenaventura del carnaval

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 1746r

Informantes

Recopiladores

Bibliografía

Otras versiones de "La buenaventura del carnaval"

Alcalá Ortiz (2006: pp. 109-110); Alonso Fernández et alii (2017: n.º 77); Atero Burgos (2003: n.º 333); Barrios Manzano y Jiménez Rodrigo (2002-2003: n.º 51); Benítez Sánchez (1999: p. 287); Benítez Sánchez (2000: p. 261); Checa Beltrán (2005: n.º 58); Díaz (2007: E.25); Escribano Pueo, Fuentes Vázquez y Romero López (1995: n.º 31); Ferrer-Sanjuán (1993: n.º 17); Heredia Menchero (2017: n.º 14, 1027); Manzano Alonso (2003: pp. 619-629); Moreno Moreno (2016: n.º 213); Pérez Rivera (2015: n.º 203-204); Pimentel García (2020: n.º 950); Rico Beltrán (2009: n.º 88); Tomé Fernández (2009: pp. 261, 407); Trujillo Pacheco (2017: n.º 112).

Contaminaciones y engarces

Doncella guerrera + La buenaventura del carnaval (CLO, 0342r); La buenaventura del carnaval + La doncella muerta por su amante (CLO, 0179r).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Estudios

MAÑERO LOZANO, D. (2020). La buenaventura del carnaval: Tradición oral en un canto narrativo de transmisión moderna. Revista de Filología Española, 100 (1), 141-160.

Transcripción

Domingo de carnaval     de gitana me vestí,

y me fui al salón de baile     por ver a mi novio allí.

Y él me dijo: —Gitanilla,     ¿quieres hacer el favor

de decirme con salero     la gracia que tengo yo?

—(Y) eres un muchacho guapo     y tienes buen corazón,

pero tienes una falta,     que has de ser camelador.

Tú has camelado a dos niñas,     yo te digo las que son:

una es alta y morena,     y otra más rubia que el sol.

No te cases con la rubia,     que serás un desgraciao,

cásate con la morena     y serás afortunao.

Adiós, Pepe, que me voy,     porque mi mamá me espera,

si quieres saber quién soy,     soy tu novia la morena.

Resumen de "La buenaventura del carnaval"

Un día de carnaval, una muchacha se disfraza de gitana y acude a un salón de baile. Allí se encuentra con su novio, al que le echa la buenaventura. Le revela que de dos novias que tiene, una rubia y otra morena, debe escoger a la última para ser afortunado. La novia morena se despide desvelando su verdadera identidad. En algunas versiones, el novio le contesta que se quedará con la rubia aunque sea un desgraciado.