A todos yo les saludo

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 2103c

Informantes

Notas

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Bibliografía

Versión publicada en Weber-Antón (2017: 180-181).

Transcripción

[Com. 1] A todos yo les saludo
en esta Plaza Mayor,
que antes fue del General
y hoy festeja san Antón.
 
Muchas cosas que contar
tienen los quintos de este año,
por eso no me entretengo
y me voy directo al grano.
 
Pica, pica la abejita,
pica, picaba RUMASA.
Tan grande se hizo el panal,
que hubo que tirar la casa.
 
Y en Europa los misiles,
y en Madrid las discotecas,
y el problema nacional
se sigue llamando ETA.
 
Esto es para dar ambiente,
que no es el telediario.
Ahora vayamos a cosas
que vemos más a diario.
 
Tenemos que celebrar
que ha vuelto la minifalda
y que las mozas enseñen
más arriba de la nalga.
 
Estos detalles, señores,
siempre son de agradecer.
Si no se pueden tocar,
que al menos se puedan ver.
 
Y están bien alimentadas,
nadie lo puede dudar,
que se comen más chorizo
y desprecian el pan.
 
Y ahora usted, señor cura,
¿por qué no saca los bancos
y hacemos un descansito
y no los vuelve a meter
hasta que acaben los quintos?
 
Y ya de metidos en guasa,
vamos a seguir la pista
para dar un repaso
al alcalde socialista.
 
Que no va a misa adelante
la nueva corporación
y las beatas murmuran
y se crean confusión.
 
Para que no se condenen
yo le pediré perdón
a este santo tan cachondo
que se llama San Antón.
 
Y hablando de estas cuestiones,
yo les voy a preguntar
algo que ahora se me ocurre
y que no quiero callar:
 
¿no creéis que nuestro alcalde
con esas barbas y pelos
para parecerse al santo
no le falta más que el cerdo?
 
Y hablando de nuevas cosas,
tenemos vídeo en el bar
y la carne que no falte
y la bragueta a aguantar.
 
Es la técnica, señores,
que consigue levantar
el ánimo y otras cosas
que no hace falta mentar.
 
Tal vez algunas señoras
comprueben con ilusión
que a sus maridos de pronto
les sube la excitación.
 
Y ya me voy despidiendo,
no sin pedir la propina,
que la movida de este año
está a la vuelta la esquina.
 
Os deseo que esta fiesta
lo paséis todos muy bien.
Los quintos se alegrarán
y disfrutarán también.
 
[Com. 1: ¡Viva del ochenta y cuatro! ¡Viva san Antón Abad!]
[Com. 2: ¡Viva san Antón Abad! ¡Viva los del ochenta y cuatro!]