En una casa de campo

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 2148r

Informantes

Recopiladores

Bibliografía

Otras versiones de "En una casa de campo"

Alcalá Ortiz (2006: pp. 66-69); Atero Burgos (2003: n.º 298).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

Dame tu luz, san Antonio,     dame tu gracia también,

para poder explicar     las crudezas que se ven.

Las crudezas que se ven,     el más horroroso caso,

adonde ha venido a pasar,     en una casa de campo.

En una casa de campo     un matrimonio vivía

tan grande era su probreza     que nada de comer tenían.

Tenía aquel matrimonio     cinco hijos por su suerte,

fue el capital que le dio     nuestro Dios omnipotente.

Se fue el caballero al pueblo     en busca del señorito.

—Si usted no me da dinero     su hacienda se la entrego.

—Yo le puedo dar dinero,     caballero, si usted quiere

pero me tiene que dar     un hijo de los que tiene.

Se quedó el padre conforme     (…………………………)

y se fue el caballero al campo     y se lo da a la mujer.

—¿De quién es este dinero?     —Tú gástalo y cállate—.

Tres cantidades de dinero     el caballero le dio

y le dice el caballero:     —El plazo ya se cumplió,

ya me tiene usted que dar     mi medicina importante

que quiero recuperar     mi salud en adelante—.

Se fue el caballero al campo     y se lo da a la mujer.

—¿De quién es este dinero?     Ya me tienes que enterar,

de quién es este dinero,     y dime quién te lo da.

—Sabrás que nuestro amo     es el que me lo da,

con el trato y condición     que le diera el más pequeño de edad.

—Si sabes que está enfermo     de una tisis aprehendida,

¿para eso das a tu hijo,     para su salud y su vida?

Has hecho bien de enterarme,     conforme soy yo también,

con el trato y condición     que yo lo quiera disponer.

También te hago saber     que de día no será

que pasan los leñadores     y se pueden enterar—.

Se fue la mujer al pueblo     a dar conocencia de él,

a poner aquellos asuntos     en el conocimiento del juez.

A las once de la noche     estaba todo prevenido

cogiendo al niño en los brazos     dice la madre: —¡Ay, Dios mío!—.

La guardia civil al tiempo,     como ya estaban alerta,

dieron un porrazo muy fuerte,     tuvieron que abrir la puerta.

(……………………………..)     El caso ha quedado en tal estado,

el niño ha quedado vivo     y el padre maniatado.

Le dice el señor juez:     —Sentencie usted a su marido.

que es usted el único juez—.     La mujer le ha contestado:

—Que lo echen a una vera     y que muera achicharrao.

Resumen de "En una casa de campo"

Un matrimonio pobre vive con sus hijos en una casa de campo. El padre, desesperado porque no tienen qué comer, acude a la ciudad para darle un ultimátum al dueño de las tierras. Este le propone un trato: debe venderle a uno de sus hijos, pues padece un tipo de tisis cuya única cura se halla en consumir sangre de niños. El labrador acepta y marcha a su casa con una buena cantidad de dinero. Su esposa sospecha, pero él le pide que no le haga preguntas. Meses después, el labrador llega a casa con más dinero. Su mujer, extrañada, vuelve a interrogarlo acerca de su procedencia. Este le confiesa la verdad y ella finge estar de acuerdo con el trato. Acuerda con su marido la forma en que deben llevar a cabo el asesinato de la criatura y este se acerca hasta la ciudad para informar a su señor, quien se muestra excéptico. En ausencia de su marido, la mujer acude al pueblo, donde da parte a la justicia de las intenciones de su esposo. El juez envía a una pareja de guardiaciviles al cortijo. A la hora convenida para el asesinato, los agentes irrumpen en la casa y arrestan al criminal. Le piden a la mujer que lo condene y esta lo sentencia a morir quemado en la hoguera.