Atentado anarquista contra Alfonso XII

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 2176r

Informantes

Recopiladores

Bibliografía

IGRH: 0202.9

Otras versiones de "Atentado anarquista contra Alfonso XII"

Alonso Fernández et alii (2017: n.º 1); Atero Burgos (2003: n.º 129); Benítez Sánchez (2000: pp. 253-254); Moreno Moreno (2016: n.º 133); Pimentel García (2020: n.º 481); Piñero Ramírez (1996: n.º 9); Piñero Ramírez (2004: n.º 6); Piñero Ramírez (2013: n.º 53); Trapero (2000a: n.º 145).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Estudios

CRUZ SÁENZ, M. S. (1984). El atentado contra Alfonso XII: Versión de Costa Rica. Josep María Solá-Solé: homage, homenaje, homenatge (miscelánea de estudios de amigos y discípulos), 2, 273-282.

GARCÍA SURRALLÉS, C. (1990). Atentado anarquista contra Alfonso XII. Estudio de un personaje del romancero vulgar. Tavira, 7, 13-22.

Transcripción

El veinticinco de mayo     en Madrid se presentó

un joven desconocido,     natural de Castejón,

y el objeto que llevaba     aquel hombre a Madrid

de matar a Alfonso XII,     no lo pudo conseguir.

Tiró un disparo     con gran valor

y por su suerte     no le alcanzó.

Por su desgracia,     quiso huir

y lo detuvo     un guardia civil.

Ya lo meten en capilla,     le toman declaración,

lo intenciaron a muerte     pero el rey lo perdonó.

Y un amigo que tenía     a cenar lo convidó

y estando los dos cenando     de esta manera le habló:

—Amigo mío     del corazón,    

mira qué cerca     estamos los dos,

pero mañana,     triste de mí,    

varias distancias     estaré de ti—.

Y el amigo le contesta     con mucha resignación:

—Si la ley lo permite,     amigo, tener valor.

—Valor me sobra     —le contestó—   

pero lo llevo     en el corazón,

que es una muerte     muy cruel,    

que son mis hijos     y mi mujer—.

Cuando la mujer llegó     en capilla estaba ya

pero los dos centinelas     no la dejaron de entrar.

Y ella fue y     se arrodilló    

al comandante     del batallón

y le suplica:     —Yo quiero ver

a mi marido     la última vez.

—Señora, sálgase usted     porque van a dar las dos

y está metido en capilla     y no tiene salvación.

—Adiós, Oliva del alma,     Oliva del corazón,

adiós, Oliva del alma,     adiós, para siempre adiós—.

Ya se ha presentado el cuadro     en medio de aquel salón

y la gente no cabía     para oír la discusión.

Bajó del coche     con gran valor

subió al tablado     y se sentó,

le dijo un cura:     —¿Tú crees en Dios?—.

Y un centinela     se desmayó.

—Os suplico, madrileños,     que se acordéis de mí,

que vine a ganar la patria     y no la pude conseguir.

Pero yo juro,     no hay que temblar,

que somos muchos     de sociedad,

que si Dios quiere,     que sí querrá,

otro que venga     la ganará.

Resumen de "Atentado anarquista contra Alfonso XII"

Un joven intenta disparar a Alfonso XII, pero yerra el tiro. Lo detienen y lo llevan a juicio, donde lo condenan a muerte. El rey lo intenta indultar, pero la sentencia es firme. En prisión, cena con un amigo la noche anterior a la ejecución y se lamenta por tener que separarse de sus hijos y su mujer. Momentos antes de la ejecución, su esposa lo visita en capilla y se despiden. El verdugo le pide perdón. Es ajusticiado ante una numerosa concurrencia. Le pide al público que se mantenga fuerte y esperanzado, ya que está seguro de que alguien lo sustituirá en la tarea de matar al monarca.