Una queja tengo tuya

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 2316c

Informantes

Laujar de Andarax (Alpujarra almeriense)

Recopiladores

Notas

Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P), financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Pendiente de transcripción musical.

Transcripción

—Tienes una falta, niña,   

que te la vengo a decir:

que te quitas de la puerta   

apenas me ves venir.

 

—Si me quito o no me quito,   

amor mío, no es por ti,

que son por tus amiguitos,   

que no tengan qué decir.

 

—Mis amiguitos lo saben   

que yo adoro a tu persona,

que mantenerte en la puerta

es para mí una corona.

 

—Si es para ti una corona,

para mí es una bajeza,

que mantenerme en la puerta

es de gente sin vergüenza.

 

—Si es de gente sin vergüenza,

yo nunca malo lo he sido.

Si tú quieres que lo sea,

amada, un perdón te pido.

 

—Por mí, perdonado estás;

por mis padres, no lo sé.

Vuelve mañana a la noche,

la razón te la daré—.

 

Volvió mañana a la noche,

y la razón que le dio:

—Que mis padres sí te quieren,

quien no te quiere soy yo.

 

—¿Qué falta es la que me pones

para no ser de tu gusto?

Que soy un poquito chato,

eso no lo traigo oculto.

 

—Yo no te pongo esa falta,

ni esa falta ni ninguna,

que es que no quiero esposarme,

que soy pequeña criatura.

 

—Como aquella cruz bendita

que hay en aquella pared,

que te has de quedar en blanco

como el pliego de papel,

como el pliego de papel

que venden en los estancos.

 

—Como el pliego de papel

nunca me quedaré yo,

que he tenido la advirtencia

de siempre querer a dos.

 

La mujer que quiere a dos

no es tonta, que es advertida;

si una vela se le apaga,

otra le queda encendía.