Pobreza de la Virgen recién parida

Audio

Clasificación

Informantes

Notas

Se titula “La toca de la Virgen” en las anotaciones de campo.

Registro sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00034 28).

Bibliografía

IGRH: 0812

Otras versiones de "Pobreza de la Virgen recién parida"

Alcalá Ortiz (2003: n.º 4146, 4147); Álvarez Cárcamo (2019: 25.9); Díaz (2007: B.1); Fraile Gil (2016: n.º 261, 268, 270); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 48); Pimentel García (2020: n.º 250); Rico Beltrán (2009: n.º 65); Sánchez Miguel (1984: n.º 5); Schubarth y Santamarina (1984: n.º 56); Schubarth y Santamarina (1986: n.º 6); Trujillo Pacheco (2017: n.º 43);Valenciano López de Andújar (1994: n.º 144).

Contaminaciones y engarces

Pobreza de la Virgen recién parida + El castillo de la Virgen (Álvarez Cárcamo, 2019: 25.10; Asensio García, 2004: pp. 112-113; Díaz, 2007: B.1.1; Fraile Gil, 2016: n.º 269; De Mur Bernad, 2015: n.º 79; Schubarth y Santamarina, 1986: n.º 6a1, 6a2); Pobreza de la Virgen recién parida + La Virgen y el ciego (CLO, 1549r).

Ver referencias completas en Fuentes citadas abreviadamente.

Transcripción

Tan alta iba la luna     como sol de mediodía, [Com.]

y a las doce de la noche,     la Virgen parir quería.

Tanta era su pobreza     que ni aun pañales tenía,

de tocas hizo pañales     y del manto, mantillitas.

Bajaba un ángel del cielo     rezando un avemaría,

cada hoja que rezaba,     un pañal se le volvía.

—Vuelva, vuelva el angelito,     vuelva por donde venía—.

Le pregunta el rey del cielo     qué tal queda la parida.

—La parida queda bien     en su trono recogida,

vestida de oro y de plata     y de oro y plata fina.

 

[Com.: Pero no era de los Reyes.]

Resumen de "Pobreza de la virgen recién parida"

La Virgen y san José caminan hacia Belén cuando ella se pone de parto. José le pide que aligere el paso para llegar a Belén con la luz del día. En algunas versiones, se encuentran con un pastor que les asegura que aún les queda bastante camino. Llegan a Belén de noche y llaman a la puerta de una posada. El dueño no quiere abrirles porque aún no es de día. Encuentran un portal, donde se refugian. En algunas versiones, es una posadera la que les ofrece el portal destinado a las bestias. San José sale a buscar lumbre. Cuando vuelve, María ya ha dado a luz. La Virgen se lamenta de no tener pañales para envolver a Jesús. 1) Un ángel baja del cielo para entregarle pañales y toquillas; 2) José fabrica pañales con el forro de su sombrero; 3) María envuelve al niño con parte de su velo; 4) Las mujeres de Belén le llevan pañales, mantillas y aceite para alumbrar el portal. En muchas ocasiones, se combina con el tema "El castillo de la Virgen".