Rogativas a la Virgen de Luguillas

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 2869c

Informantes

Recopiladores

Notas

Se repiten los versos de acuerdo con el siguiente esquema: “Licencia pido a María / para empezar a cantar, / licencia pido a María / para empezar a cantar, / porque sin vuestra licencia, / no sé si podré acabar, / porque sin vuestra licencia, / no sé si podré acabar”.

La informante indica que lo aprendió cuando era niña.

Se solía cantar en la romería a la Virgen de Luguillas para pedir agua a la Virgen.

Registro sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00018A 01).

Transcripción

Licencia pido a María 

para empezar a cantar,

porque sin vuestra licencia, 

no sé si podré acabar.

 

¡Agua, Virgen de Luguillas! [Com.]

 

Y en el medio del altar

(y) hay un arca pequeñita,

conde se mete mi Dios

cuando viene de visita.

 

Qué linda es la zarzamora

que está a la orillita el río;

más linda es nuestra Señora

que está en el altar divino.

 

La Virgen tiene dos lazos,

uno blanco y otro azul,

y en uno dice “María”

y en otro dice “Jesús”.

 

La corona de la Virgen

tiene veinticinco piedras,

los señores de esta villa

todos se miran en ella.

 

Que regada está la iglesia,

que regada y que barría,

y así nos riegues, Señora,

los trigos y las cebadas.

 

Por allí viene una nube

toda cubierta de blanco;

es la Virgen de Luguillas,

que viene regando el campo.

 

San Isidro siembra el trigo,

San Antonio lo recoge

y la Virgen de Luguillas

se lo reparte a los pobres.

 

Danos el agua, Señora,

(y) aunque no la merezcamos,

que si por merecer fuera,

ni tierra donde pisamos.

 

¡Agua, Virgen de Luguillas!

 

Virgen Santa de Luguillas,

te venimos a pedir

el pan para la artesa

y el vino para el barril.

 

Unos dicen “vamos, vamos”,

y otros dicen que no es hora,

y yo digo que aguardar

vuestra bendición, Señora.

 

[Com.: Que es lo que decíamos a la Virgen.]