Despedidas en la novena al Santo Cristo del Amparo y la Virgen de Luguillas

Audio

Clasificación

Fecha de registro:
Referencia catalográfica: 2897c

Informantes

Recopiladores

Notas

Se repiten los dos últimos versos de las estrofas 2, 11 y 12, como en el siguiente ejemplo: "Danos el agua, Señor, / aunque no la merezcamos, / que si por merecer fuera, / ni a la tierra que pisamos, / que si por merecer fuera, / ni a la tierra que pisamos".

Registro sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00018A 14).

Transcripción

Santo Cristo del Amparo,

nos vamos llenos de pena

porque no nos das el agua 

en esta última novena.

 

Danos el agua, Señor,

(y) aunque no la merezcamos,

que si por merecer fuera,

ni a la tierra que pisamos.

 

¡Oh, niñito de la Virgen!

Por Dios, suplica a tu madre;

inocentes como tú, 

no les dejéis morir de hambre. 

 

Y la Virgen de Luguillas, 

hasta mañana a las nueve, 

que vengamos a tu misa 

a darte gracias si llueve. 

 

Danos el agua, Señor, 

aunque no lo merezcamos,

que si por merecer fuera,

ni a la tierra que pisamos.

 

Los trigos estaban secos, 

vuelven a reverdecer 

por el agua que ha caído, 

bendita sea tu poder. 

 

Danos el agua, Señor, 

aunque no lo merezcamos,

que si por merecer fuera, 

ni a la tierra que pisamos.

 

Mira por los pequeñuelos 

que piden el pan llorando;

no se le podemos dar,

porque se nos seca el campo. 

 

Ese es tu manto

azul y blanco, 

extiende las nubes,  

riega los campos. 

 

Ese es tu manto

azul y verde,

extiende las nubes,  

riega las mieses.

 

¿Qué es aquello que reluce, 

que va por aquel camino?

Es la Virgen de Luguillas, 

que anda regando los trigos.

 

¿Qué es aquello que reluce,

que va por los tomillares?

Es la Virgen de Luguillas,

que anda regando los panes.